Aisa

La esclava

No conoce sino la esclavitud. Nunca ha visto más mundo que el de la casa y la gestión doméstica.

De rasgos estilizados, es alta, rubia y tiene los ojos claros; una eslava, pues de ahí viene la palabra «esclava»: muchos eslavos lo eran en época del Al-Alándalus.

Es maternal y cuidadora. Representa los comportamientos machistas que las mujeres sufren muchas veces por parte de las propias mujeres.

Con Micaela, Aisa descubre por primera vez la amistad.